Graduada y sin expereincia laboral
Aprendiendo a Emprender

Graduada y sin experiencia laboral: ¿Cómo Conseguirla?

“La crisis es necesaria para que la humanidad avance. Solo en momentos de crisis surgen las grandes mentes”


Albert Einstein

Estamos en un mundo competitivo rodeados de fieras dispuestas a devorarnos en la selva infrahumana del mercado laboral. Partiendo de que muchos nos encontramos en un sistema educativo irregular que nos enseña a obedecer y establecer barreras de crecimiento creativo.

Debemos estudiar: Jardín, preescolar, primero hasta el onceavo grado, súmale los 5 años universitarios más 3 a 5 años de posgrados y otros años de ardua capacitación. ¿para qué? para estrellarnos con la desesperanza de saber que eso no es suficiente.

Si estudias mucho, el empleo no se ajusta a tu perfil. Si estudias poco tampoco se adapta al puesto de trabajo ofertado. Si cumples con el perfil académico para el cargo, entonces no cuentas con la experiencia. O si posees la experiencia, no posees el título que lo certifique.

Barreras y más barreras que día a día hacen de la empleabilidad una realidad cruda y sin censura. Donde te despellejan a carne viva, donde solo la resignación hace que termines aceptando cargos ajenos a tus capacidades.

Mi experiencia-Recién graduada y sin experiencia

Conforme a lo anterior quiero compartirles una experiencia vivida. Desde que inicie mi maratónica carrera en lo académico, mi padre solía decirme un verso de la poesía de Elías Calisto Pompa.

“Estudia, y no serás cuando crecido, ni el juguete vulgar de las pasiones, ni el esclavo servil de los tiranos” -se titula ‘estudia’-.

Pero cuando se lo dices a una niña que no tiene la capacidad cognitiva para comprender la profundidad del verso. Entonces todo se resumía en que debía ser una buena estudiante, prepararme con diligencia y apenas saliera de la universidad trabajar, ganar dinero y formar mi vida. Todo muy fácil ¿no?

Siempre me dedique a estudiar con mucha disciplina, siempre fui una de las mejores desde la primaria hasta la universidad, ocupe los primeros lugares y fui merecedora de becas.

Yo creía que eso era suficiente y que eso me sería una ventaja competitiva ante los demás. Pero cuan equivocada estaba. Pues apenas recibí mi cartón de profesional, me encontré con la bofetada más directa que me aterrizó a mi realidad, era recién graduada y sin experiencia laboral.

NO TIENES EXPERIENCIA, quede como condorito PLOP, pasmada ante una verdad en la que mi dedicación al estudio me impidió ver.

NO SOY LA ÚNICA, estaba navegando en un mar de jóvenes capaces, soñadores, feroces y dispuestos a luchar para tomar lo poco ofrecido ante el mercado laboral para un recién graduado.

Miremos que nos dice la Cifras

Según la Organización Internacional de Trabajo -O.I.T para el 2018, la tasa de desocupación en población Joven es del 20% en América Latina y Caribe. Es decir, 1 de cada 5 jóvenes no encuentra trabajo, LO PUEDES CREER.

Sí supiéramos eso desde el pre jardín, si la estructura educativa y social cambiaran un poco sus lineamientos y nuestros padres reconocieran esa verdad. Les juro que no tendríamos problemas de empleabilidad si no un manojo de creadores, innovadores y desarrolladores de ideas nuevas que favorezcan al empleo fresco.

Pero ¿debo ser universitario para crear? No, NO SE NECESITA UN TÍTULO QUE CERTIFIQUE TUS CAPACIDADES. No con esto pongo por menos a quien ejerce una carrera universitaria.

Solo pretendo en este post es desechar el temor de quien por x o y circunstancia no pueden acceder a una universidad o simplemente no sienten la empatía por hacerlo, o quien, estando graduado, pero no consigue empleo, comprendan que el emprendimiento es universal y no está supeditado a una regla general.

Puedes esta recien graduada y sin experiencia laboral, pero el emprendimiento no regla bajo esa condición, sino bajo la condición de que tanto amas lo que haces.

El emprendimiento solo está regido por el sentir de HACER PARA LOGRAR, sin que la “falta de experiencia” sea un obstáculo para hacer parte del mercado laboral. Sino que sea un motivo para hacer de mí, no un empleado sino un empleador.

¿Entonces emprendedor o Empleado?

¿Entonces es más fácil ser emprendedor qué empleado? No. El propósito de este post es aterrizarte a la realidad. Hoy día crear una MiPymes por ejemplo, es complejo.

Nada que se hace por arte de magia. Requiere de esfuerzo, sacrificio, valentía y reinvención, que nos permita lidiar con inteligencia las cargas fiscales, tributarias y fortalecer el crecimiento de la misma.

Por ejemplo, en Colombia, las MiPymes representan el 99.9% de los establecimientos productivos, proporcionan el 80% del empleo en el país y contribuyen el 40% del Producto Interno Bruto (PIB) Nacional según datos del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (2).

Caso que tampoco es tan ajeno a México donde las micro, pequeñas y medianas empresas representan el 72% del empleo y 52% del Producto Interno Bruto (PIB) del país (3). En tanto que Bolivia 67,85% de las personas ocupadas trabajan en micro y pequeñas empresas, mientras que 17,13% en la mediana empresa (4). Lo que indica que la MiPymes en Bolivia aportan el 84.98% del empleo. Así podríamos seguir y seguir con otros países.

Tomar Conciencia

Ante este panorama, puedo afirmar desde mi experiencia que el poco apoyo institucional y fiscal del Estado y la dinámica económica de tratados de libre comercio mal proyectados hacen que las MiPymes, no sean capaces de proveer empleo a los profesionales con el nivel salarial acorde a su preparación.

Las principales causas es su gran carga tributaria, la segunda, es que al inicio no se posee el posicionamiento de marca que permita una competitividad efectiva ante la oferta y la demanda. Lo que Conlleva a que hoy día sea más quienes busquen empleo que de quien los proporcione. Dado que el incentivo y la formación al emprendimiento es deficiente.

Es decir, no existe una balanza equilibrada en términos económicos. Por tanto, el reto de nosotros los profesionales es hacernos camino y superar la brecha de la desocupación. Mi propósito con estos datos no es desanimarte, es mostrarte una realidad que por años han querido disfrazar.

Realidad de la cual debemos tomar conciencia a nivel socioeconómico, para despertar nuestra mente ante el universo del emprendimiento. Para no permitir que la desesperación de conseguir un empleo nos esclavice. Sino que más bien nos dé la posibilidad de crear una nueva cultura innovadora. En la que el concepto de lograr el éxito no se limite a que sin un título no lo puedo lograr.

Todo es posible, solo basta soñar para emprender

¿Entonces debo estudiar o no?

Decía Albert Einstein “Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber”. Por tanto, adquirir conocimiento no debería estar supeditado a una condición social impuesta, de si no tengo un título no soy nadie. Todos somos alguien solo basta partir de nuestras capacidades para lograrlo.

Si bien se puede ser el mejor doctor, también se puede ser el emprendedor. porque las ideas solo existen cuando se materializan, no importa de quien provenga, si un doctor o emprendedor. En resumen, es un llamado a que te culturices con nuevo pensamiento. Donde lo que emprendas bien sea profesional o empíricamente sea porque lo amas.

El talento debe ir mezclado de pasión, de lo contrario serás esclavo servil de tu propia culpa. Recuerda Existe personas millonarias que ni siquiera llegaron o terminaron la universidad tal es el caso de personajes como Li Ka-shing, Thomas Edison, Steve Jobs. A ellos solo les basto amar lo que hacía y llevarlo hasta al final.


Mi intención es que tus propósitos y proyectos lo moldees bajos estos parámetros ¿qué quiero? ¿Por qué lo quiero? y ¿Cómo lo quiero? Para que nadie te diga como debes vivir, sino que el modo de hacerlo sea tu elección. No me malentiendas, no con esto pongo por poco a quienes laboran en una empresa, sino a quien sin importar en la posición donde te encuentres disfrute al máximo su momento y lo que hace.


Comprendido lo anterior, quiero compartir contigo algunos consejos, que facilitarán tu emprendimiento y a la vez adquirir experiencia profesional que puede ser certificada.

Aprovecha tu vida Universitaria

La Universidad debe ser un lugar para que te concientices que te encuentras preparándote al mercado laboral que te espera ya sea desde la óptica emprendedora o empleado. Por tanto, sacar 5 en los exámenes no te asegura que el mercado laboral será benevolente contigo, se requiere de otras competencias que podrías desarrollar desde tu campus universitario.


Por tanto, si estás leyendo este post y eres universitario, mi consejo es que aproveches en formar experiencia profesional a acorde al perfil que desea perfilar, pero ¿cómo? Estas son algunas de las opciones:

Hacer parte de un Semillero o Grupo de Investigación

Participa en semilleros o grupos de investigación. Ese espacio es propicio para que desarrolles relaciones sociales. Igualmente te permitirá participar como ponente en diferentes espacios académicos (hacerse conocer es muy importante para que sobresalgas de otros profesionales) y adquirir nuevas competencias profesionales en oratoria cómo crear conocimiento.

Te recomiendo hacer investigación y escribir, aparecer en una revista indexada es un logro que es bien valorado en el ámbito profesional.

Busca un trabajo de medio Tiempo

Así no recibas una excelente remuneración, es preferible adquirir experiencia como estudiante en donde iras afianzando los conocimientos aprendidos. Que hacerlo cuando seas profesional en donde tus responsabilidades son mayores. La Universidad también proporciona puestos laborales para que los estudiantes apliquen, debes estar atento para participar en las convocatorias.


Participa como voluntario en una ONG o prestar servicio social

Ayudar a otros es de gran satisfacción, si escoges esta opción me comprenderás, podemos hacer algo realmente gratificante mientras al par estamos adquiriendo experiencia profesional. Disfrutar tu vida universitaria no solo debe radicar en estar en fiesta en fiesta, eso lo descubren muchos cuando salen de la universidad, no des lugar a arrepentimientos.

Participar en el Consejo Académico


Ser líder y promover proyectos de mejora para tus compañeros será un ambiente perfecto para potenciar tus capacidades comunicativas y de dirección, y a la vez te permite poner en práctica lo que has aprendido.

Realizar tu practica y Pasantía en una empresa o institución

Esta dependerá muchos del perfil profesional que deseas construir. Por ejemplo, si tu perfil es más académico te recomiendo participar en los semilleros o grupos de investigación y como opción de grado es preferible que realices la Tesis. Pero si tu perfil es práctico, la pasantía y práctica profesional es la mejor opción. Pero ¿qué sucede si ya me gradué y no tengo experiencia?

Ser emprendedor (Mi opción predilecta)

Emprender, no con el pensamiento de crear experiencia profesional con el de encontrar un puesto de trabajo, sino bajo el pensamiento de querer realizarte profesionalmente. Crea tu propia marca y ofrece tus servicios con un componente diferenciador.

Es mejor que estar en casa esperando que una oportunidad llegue a ti. Ser un profesional es ser una persona proactiva y dinámica, dispuesta a dar siempre del 1000%.

Las oportunidades deben ser buscadas y encontrarlas dependerá de tu determinación, persistencia y disciplina.Ser Emprendedor también es una excelente idea si eres universitario.

Desarrollar tu idea desde temprana edad puede ser una gran experiencia. Un universitario no tiene la misma presión que un profesional graduado (aún existe alguna excepciones) que sale enfrentando muchas responsabilidades.

Aprovecha tu espacio de crecimiento y formación para encontrar lo que amas a hacer.


Participa como voluntario en una ONG o prestar servicio social

Servir a los demás siempre será una experiencia gratificante y más si te permite desarrollar profesionalmente. Igualmente podrás compartir con personas de otras culturas y conocer muchos lugares.

Aceptar un puesto con baja remuneración (Por un determinado Tiempo)

Sé que no será fácil, no es comparable la remuneración ofrecida con el valor de tus esfuerzos y años de preparación. Pero no deseches esta oportunidad, si como lo acabas de leer, OPORTUNIDAD.

De esa manera puedes adquirir experiencia e ir creciendo en tu currículo laboral, tienes que ser sagaz e inteligente y despojarte de orgullos que sean impedimento para el desarrollo de tu perfil profesional que deseas ir construyendo. Esas son algunas de las opciones que más comparto. Pero siempre sé fiel a lo que realmente quieres, a lo que realmente disfrutas y lo que ama hacer. No estudies una carrera bajo la presión de cumplir con expectativas de lo demás, sino para cumplir las tuyas.

Por último, recuerda que empezar siempre será difícil, pero depende de nosotros no rendirnos por las vicisitudes que se presenten a la primera. Todo es un proceso de aprendizaje que nos fortalecerá.

Solo vivimos una sola vida y es mejor vivirla sin arrepentimientos.

Te Puede interesar: 6 CLAVES PARA VENCER TU MIEDO A EMPRENDER


Referencias Bibliográficas

(1)Panorama Laboral 2018 América Latina y el Caribe (En línea): https://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—americas/—ro-lima/documents/publication/wcms_654969.pdf

(2) Pymes, la base del mercado laboral (en línea): https://www.elempleo.com/co/noticias/consejos-profesionales/la-dificil-decision-de-trabajar-en-lo-que-no-estudiaste-5694

(3) Pymes (En línea): https://www.condusef.gob.mx/Revista/index.php/usuario-inteligente/educacion-financiera/492-pymes

(4) Apoyando a las pymes: Políticas de fomento en América Latina y el Caribe (En Linea): https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/35359/1/S1100762_es.pdf

Cajon de suscripción

¡Suscríbete a loquetienesquesaber.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.